"Creemos que tenemos el deber de apoyar a las personas que forman parte de nuestro entorno. La prueba de que nos tomamos esta responsabilidad muy en serio son unas remuneraciones justas y la implementación de proyectos específicos."

- Céline Charveron, embajadora de sostenibilidad


Responsabilidad social


Como ocurre con la mayoría de las marcas de moda globales, las hilanderías, las fábricas y las plantas de producción que elaboran nuestras prendas no son de nuestra propiedad. No obstante, creemos que es nuestra responsabilidad garantizar un entorno laboral seguro y justo. Por este motivo, únicamente colaboramos con proveedores que comparten nuestra visión. Para documentar y comunicarles de una manera clara los requisitos sociales que esperamos que cumplan, hemos desarrollado varias herramientas y políticas.

Seguimiento continuo e informes

Nuestros equipos locales de Bangladesh y China mantienen un contacto estrecho con nuestros proveedores, los visitan regularmente y desarrollan planes de acción avalados por informes y herramientas de seguimiento. Estos incluyen:
  • Una herramienta de seguimiento de horas extras diarias que nos permite llevar un control de las horas extra que se hacen en nuestras fábricas y tomar medidas para garantizar que los tiempos de ejecución sean realistas.
  • Un informe mensual de cumplimiento de las medidas de sostenibilidad que nos aporta una perspectiva general sobre la seguridad de los empleados y de las instalaciones, así como de las medidas de seguridad en caso de incendios y de salud en nuestras fábricas.
  • Una herramienta de evaluación trimestral a través de nuestra clasificación de sostenibilidad de proveedores.
  • Una herramienta de seguimiento anual con más de 100 criterios sociales, medioambientales y de seguridad a través de nuestra herramienta de informes de auditoría de sostenibilidad.


Código de conducta


El código de conducta de Stanley/Stella establece nuestro compromiso con unas prácticas laborales justas y éticas. Describe los principios que consideramos fundamentales para el funcionamiento de nuestro negocio, y todas las fábricas con las que trabajamos tienen que aceptarlo y cumplirlo. 

Las normas de nuestro código de conducta están extraídas de los ocho convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y están en consonancia con el código de prácticas laborales de la Fair Wear Foundation. 

Nuestro código de conducta establece siete pilares fundamentales: 

  • Prohibición del trabajo infantil 
  • No discriminación 
  • Prohibición del trabajo forzoso y obligatorio y de medidas disciplinarias 
  • Libertad de asociación 
  • Horario de trabajo 
  • Remuneración 
  • Salud y seguridad en el puesto de trabajo 

Además de estos pilares fundamentales, nuestros proveedores deben cumplir otras normas de carácter social, medioambiental y de seguridad.


Fair Wear Foundation


La Fair Wear Foundation (FWF) es una organización independiente sin ánimo de lucro que trabaja con marcas, fábricas, sindicatos, ONG y gobiernos para defender mejores condiciones laborales para los trabajadores del sector textil en todo el mundo.
Stanley/SStanley/Stella está afiliada a esta organización desde que se fundó la empresa y ahora, gracias a nuestros logros, hemos conseguido la mención de «Leader». 

Todos los años, publicamos un informe detallado de resultados de la marca en el que describimos cuáles han sido nuestras acciones en materia social, así como los resultados del seguimiento y de las soluciones adoptadas en nuestras fábricas. Las tres acciones principales que llevamos a cabo por ser miembros de la FWF son las auditorías sociales y los planes de acción correctivos (CAP, por sus siglas en inglés), facilitar el acceso de los empleados de las fábricas a un servicio de asistencia y formar a los empleados para que adquieran conciencia y amplíen sus conocimientos sobre sus derechos.

LEER MÁS
Los ocho pilares de la FWF
El trabajo se ejerce libremente
Condena del trabajo infantil
No discriminación en el trabajo
Relación laboral legalmente vinculante
Relación laboral legalmente vinculante
Horarios de trabajo razonables
Condiciones laborales seguras y saludables
Libertad de asociación


Salarios dignos


Hemos decidido trabajar con fábricas éticas y responsables, y nos esforzamos por que todas ellas paguen salarios dignos acordes al coste de vida.

En Bangladesh, el Gobierno establece un salario mínimo para garantizar una remuneración justa de los trabajadores de la industria textil y, a la vez, mantiene la competencia entre fábricas textiles.
Nuestras fábricas garantizan este salario mínimo establecido por ley y otros requisitos legales fundamentales, como guardería infantil, permiso de maternidad y cobertura sanitaria. Además, ofrecen beneficios adicionales, como transporte gratis, bonos de resultados y asistencia y escalas salariales progresivas. Sin embargo, este salario mínimo no equivale a un salario digno en los términos definidos en la Coalición Mundial por el Salario Digno (GLWC, por sus siglas en inglés).*

Por nuestra parte, centramos todos nuestros esfuerzos en que nuestras fábricas paguen salarios dignos acordes al coste de vida y nos comprometemos a descubrir nuevas e innovadoras maneras de pagar salarios dignos a los trabajadores. Con el compromiso y respaldo de nuestros director ejecutivo y altos directivos para conseguir salarios dignos, seguimos invirtiendo en proyectos concretos, como las tiendas de alimentación de precios justos para aumentar directamente el poder adquisitivo de los trabajadores y mejorar su sustento.

Desde 2020, hemos facilitado el acceso a tiendas de alimentación de precios justos a unos 38 000 trabajadores de Interstoff, Meghna y Aus Bangla, en las que pueden adquirir alimentos como arroz, lentejas rojas, sal y azúcar con el 50 % de descuento por ser trabajadores de la fábrica.
*La GLWC define el salario digno como «la remuneración que recibe un trabajador por una semana de trabajo estándar en un momento y lugar determinados, suficiente para costearse un nivel de vida decente. En un nivel de vida decente se incluyen elementos como alimentación, agua, vivienda, educación, asistencia sanitaria, transporte, vestimenta y otras necesidades esenciales como el ahorro para hacer frente a imprevistos».


Proyectos locales


Además de promover condiciones seguras y equitativas y salarios justos en nuestras fábricas, estamos comprometidos con contribuir de manera directa al desarrollo de las comunidades locales de los trabajadores de las fábricas.
Algunos proyectos ya están en curso, y esperamos desarrollar más en el futuro. Además de ser un elemento clave para la salud y la dignidad de las personas, facilitar el acceso a agua limpia, segura y fiable desempeña un papel fundamental en el sustento de mucha gente, en las pequeñas empresas de alimentación. 

En 2022, pusimos en marcha un primer proyecto a través de Pratima, nuestra desmotadora de la India, para Bhejiguda, una pequeña comunidad de Odisha, en el distrito de Balangir. Allí, el acceso a agua potable limpia y segura nunca ha sido fácil, ya que la comunidad carece de red de electricidad, lo que dificulta el acceso al agua. Las únicas fuentes de agua son los pozos y las charcas, pero estos se secan durante el verano, de modo que las mujeres tienen que recorrer largas distancias para coger agua potable. 

En julio de 2022, instalamos una bomba solar sumergible para que la comunidad pueda acceder a agua potable durante todo el año. Este proyecto es sostenible tanto en términos financieros como medioambientales gracias al uso de energía solar, y ha mejorado la calidad de vida de toda la comunidad.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARLE


Cargando
Cargando