¿Fabricado en Bangladés y sostenible?

lunes, 1 de octubre de 2018

DESCUBRE LAS FABRICAS

«¡Desde Luego!», nos respondió Bruno, nuestro experto en Sostenibilidad.
Hoy en día, es necesario mejorar la imagen de Bangladés. De hecho, «Proudly made in Bangladesh» aparece en nuestras etiquetas.

¿«Hecho en Bangladés» y «sostenible» son dos conceptos compatibles?

Se lo preguntamos a Bruno Van Sieleghem, nuestro experto en Sostenibilidad:
«¡Por supuesto!, Bangladés no se merece la reputación que le han atribuido.
»Son varias las razones que nos llevaron a colaborar con las fábricas en Bangladés a partir del año 2012: la gran competitividad de sus trabajadores (que bien pueden calificarse de expertos), la modernidad de sus infraestructuras de producción, su proximidad a las fuentes de suministro de algodón y la competitividad en cuanto a sus costes de fabricación.

»Desde luego, la tragedia del Rana Plaza en el año 2013 incremento las desviaciones condenables de una cierta industria textil en el Sudeste Asiático (y también en otras regiones). A pesar de la tragedia humana allí ocurrida, no consideramos que constituyera una razón para abandonar este país y a su gente a merced de su suerte. La industria textil de Bangladés es el medio de vida de cuatro millones de personas, una industria que permite acceder a una forma de independencia financiera a muchas jóvenes mujeres.

»Stanley/Stella es muy exigente en lo que respecta al “abastecimiento”: solo seleccionamos fábricas que cumplen con las normativas de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y que se comprometen a seguir un proceso de mejora continua de las condiciones de trabajo de sus empleados. Es gracias a la presencia perdurable de marcas que comparten nuestros valores que Bangladés recuperará el respeto que se merece, aunque se tenga que recorrer un largo camino». 






Cargando
Cargando